sábado, 8 de septiembre de 2012

Dinamara García

Dinamara García


Un dandy en Río Preto

novela (fragmento)


¡Glenn! De ojos grises casi rojos, pelo gris y un poco amarillo también. Amarillo que algunas veces crece y cubre el ceniza en todo lo que es rizado.Nada de nuevo en este muchacho de botas color marrón rojizo. Nada, absolutamente nada, de nuevo. ¿Pero alguien sabía de su existencia? Si se va a saber algo es por mí, es conmigo. Soy el único que conoce a Glenn, a menos que un día...

Entro en su calle. Él es tan grande, es el color más importante de la calle. El verde de los árboles, la helada en los árboles, están a su servicio. El asfalto y los coches, el sábado a la mañana es de él, para él. Todo es menos que él, Glenn, Glenn pero no es tan bonito sin todas estas cosas y sus colores.
Un bombón en la boquita redonda, todo el sábado es dulce y parece infinito, será más sabroso cuando sólo quede chocolate disuelto en el fondo de la boca, como un almíbar. Glenn va sintiendo el último gusto del chocolate. el papel era tan bonito, rosa y transparente, violines, bailarines, ... voló entre las pequeñas hojas verdes y los árboles escarchados transeúntes. El viento sopla más fuerte, el cielo está lleno de nubes, está siendo una mañana oscura.
Sigo siendo invisible, siguiendo, perdido, a un joven alto de capa de lana negra. Un Lord anacrónico, policrómico, con botas lustradas, camisa blanca con puntillas. Sus orejas pequeñas deben estar frías, son frías - pequeñas y ligeramente rosadas. Siento la tentación de tocarlas con la punta de los dedos, con la punta de la lengua, conocerlas bien ... Bueno. Calles, calles, no va a terminar nunca, lleno de árboles y frías y nubladas. Glenn no se detiene en ningún lugar, su vida entera, su destino es caminar mezclando ciudades, países, universos. Un águila no pasó por el cielo, yo no la ví, Glenn no la vio. Pero hoy él decidió a ir a esa tienda, con el bastón negro y mango dorado en las manos blancas. Glenn enferma de ser tan perfecto, bonito. Tanto más bonito cuanto más pasado de moda.

- Joven, ¿qué quiere? Está mirando hace horas...

-No, nada. Apenas quiero mirar

Y, francamente, sigue mirando un portarretratos antiguo de madera oscura y marrón oscuro casi negro, retrato blanco y negro, no -es una pintura. - ¿Cuánto cuesta?

-¿El retrato? No está en venta.

- Quiero comprarlo.

- No se vende. Está como decoración.

- Póngale un precio ... Es importante.

Es importante dice, y pasa sus dedos sobre la cara detrás de un vidrio, en la madera centenaria. El pelo es probablemente castaño claro, con raya al medio, un tanto largo. La boca es de ésas que a la gente le gustaría besar, incluso si no lo conociera. Desconocido es el hombre en el retrato, que atrevidamente mira hacia Glenn, una audacia que es apenas espanto y desconocimiento - mira hacia Glenn, nunca vio a Glenn.

- No, no lo puedo vender.

- ¿Por qué?

- Lo compré en Londres, en un anticuario.

- ¿Tanto le gustaba?

- No, pero lo compré en Londres.

- Es importante para mí. Necesito ese retrato, ahora, hoy, desesperadamente.

- ¿Conoce al hombre del retrato?

- Sí. .. no ... Quiero decir ... Creo que sí. -

Entonces, ¿cómo? ¿Va a comprarlo por comprarlo? Dice que es importante y no lo conoce. Sabía que ...

- ¡Lo conozco, sí! Soñé con él...

- ¿Con el hombre?

- Es .. no ... con el retrato. No sé - dice, ya nervioso - No sé por qué lo quiero pero, yo, lo quiero, lo preciso. Esos ojos que me miran me dan miedo...

- ¿Y quiere, miedo?

- Necesito el miedo. Necesito sentir miedo. Quiero el miedo. ¿Cuánto?

- No lo vendo .

- ¿Por qué?

- Porque no quiero. ¿El señor soñó?

- No

- Pero dice que soñó.

- ¿Dije? dije, pero no.

- ¿Es una mentira? - No, no es que me gustaría haberlo soñado. Soñar con un retrato y encontrarlo al día siguiente... Es una coincidencia agradable. Yo inventé eso. Inventar es como soñar, es más.

- Está loco.

- No, pero me gustaría. ¿Puedo llevarlo?

- ¿Yo no he dicho que no?

- ¿O qué va a hacer con él la señora?

- Salga de ahí. Le contaré a la gente que ..

- Eso no es importante.

- ¿No es?

- Doña, Doña, por favor, quiero llevarlo, es importante para mí, no puedo estar sin él. Si no me deja llevarlo me mataré.

- Nadie se mata por un retrato.

- Yo sí.. .

- ¿Usted? - Así es.

- ¿Se mataría?

- Me mataría .

- Dígalo así, así no... no ...

- No tiene importancia.

- ¿Vivir?

- Vivir, morir, todo.

- ¡Está loco!

- Yo soy loco. ¿No quiere ahora?

- Yo, yo ¡eh!

- Déjelo para después. Hay alguien afuera espiando. Voy a volver y ...



El toma el retrato del escritorio, la imagen con anteojos. Sale corriendo por las calles llenas de niebla. Lleva el retrato adentro de la camisa. El vidrio tocando el pecho. El vidrio está frío, el pecho descontrolado, caliente. Glenn.

La fuga, después el silencio. La mujer boba, el tipo mismo se robó el cuadro. Olvidáte, era sólo un objeto decorativo. Glenn. Pasa la noche entera, cuando la noche llega, mirando la foto del muchacho. En cuanto a la vida que él tuvo un día en la Aduana en Nueva York ... La vida del chico en blanco y negro era colorida.

(c) Dinamara García
San José de Río Preto
Brasil


traducción al español (c) Araceli Otamendi -
versión y traducción autorizada para su publicación en Archivos del Sur  por Dinamara García

Acerca de la autora:

Dinamara García es escritora y Doctora en Teoría Literaria por la Unesp. SJ.Río Preto, Brasil. Es coordinadora de Óbvio, Revista electrónica de comunicación, cultura y artes de Unirp SJ de Río Preto. Es coordinadora del Grupo de Estudios e Investigación Académica de Moda de Unirp S.J. Río Preto. Profesora de Semiótica de la moda contemporánea, medios y Discursos del Cuerpo, Moda Contemporánea, Medios, Análisis de Medios, Publicidad y  Periodismo on line y Análisis de los medios de comunicación. Es autora del libro Cosplay - Un dandy en Río Preto - (Club de autores) y el blog novela Teoría de vampiros en internet, una fábula para niños índigo.
http://www.clubedeautores.com.br/book/24621--COSPLAY), http://www.vampirosnainternet.blogspot.com/






















: