domingo, 25 de julio de 2010

Alberto Ramponelli



Ellos


Ni siquiera hace falta esperarlos. Uno detrás de otro, llegan. Sin pausa, sin descanso. Llegan. ¿Quién dijo que la espera sin concreción es mala? Esto es mucho peor. Preferible estar al borde del desierto esperando a los tártaros y que estos se demoren infinitamente. Mil veces preferible. Porque acá sí llegan. Uno detrás de otro, llegan. No nos dan tregua, nos dejan vacíos, sin tiempo para pensar, sin un remanso de quietud donde cultivar un conflicto hecho de tedio. Ni siquiera podemos aburrirnos. ¿Quién puede vivir así? Llega la noche, y ellos. Llega el día, y ellos. Ellos, ellos. ¿Rendirnos, quizás? No podemos. Nadie sabe por qué, pero no podemos. Desearíamos lavarnos en viejos fuentones, aunque más no sea, criar un perro, demorarnos un poco en la sobremesa. Pero no. Ellos. A veces incluso nos encerramos en el baño a fumar un cigarrillo, pero enseguida una mano golpea imperiosa la puerta. No hacen falta palabras, el tac, tac, tac, impaciente, dice: vienen, vienen, ellos vienen. Ellos.      

(c) Alberto Ramponelli

Sobre el autor:

Alberto Ramponelli nació en Buenos Aires. Coordina talleres literarios desde 1985. Dirigió la revista literaria Otras Puertas (1993-1997). Publicó: “Desde el lado de allá” (relatos, 1990), “El último fuego” (novela, 2001), “Viene con la noche” (novela, 2005), “Una costumbre de Oceanía” (relatos, 2006), “Apuntes para una biografía” (novela, 2009). Resultó finalista del Premio Clarín de Novela (1998). Obtuvo el Tercer Premio Municipal de Córdoba “Luis de Tejeda” (Cuento, 2007). Fue distinguido por el Fondo Nacional de las Artes en Novela (1996 y 2008) y Cuento (1998 y 2004) y seleccionado para integrar la Antología de Cuento “50 Aniversario Fondo Nacional de las Artes” (2008).
Blog: 


imagen: René Magritte, La isla del tesoro, Colección Museo Rufino Tamayo (de la muestra en la Fundación Proa)