Entradas

Noche de brillantina y neón - Araceli Otamendi

Imagen
  imagen creada por IA    Es una noche de brillantina y neón, pensaba al caminar por ese barrio que ahora llaman Palermo Hollywood. Vidrieras iluminadas, colores estridentes en las luces, en las vidrieras,   rojo, azul, violeta, verde, naranja, amarillo, el pensamiento puesto en la obra que iba a ver. Caminaba rápido, miraba las personas sentadas en las mesas afuera, disfrutando la noche cálida, seguramente una de las últimas de ese otoño tardío en Buenos Aires. Entonces vi su figura, sentado en una mesa, al lado de la ventana de un bar. La expresión seria, como siempre, el pensamiento puesto quién sabe dónde, un libro al lado, una botella de agua, no le gustaba el alcohol, al menos a cierta hora. Es él, pensaba, pero no puede ser... Porque hace tanto tiempo... Sin embargo estaba ahí, sentado, pensando, como siempre, me detuve unos segundos, no parecía ver. ¿Y si todo fuera un sueño? No cedí a la tentación de entrar en ese lugar, caminaba cada vez más rápido, atravesa

Desnuda - Isabel Furini

Imagen
  imagen creada por IA Acabo de despertarme y estoy sola. ¡ Ah! Que deseos de desperezarme. ¡ Ufff! Qué sensación agradable poder levantar los brazos, mover las piernas.   Estoy tan cansada de estar siempre en la misma posición, recostada, con los brazos levantados y las manos atrás de la cabeza. Una postura tan incómoda...   Y lo peor es estar sola. Sola y dentro de un cuadro. ¿ De un cuadro?   ¿ Qué magia es esa? ¿ Podré levantarme? Sí, yo puedo moverme. Maravilloso. ¿ Maravilloso o extraño? ¡ Mi Dios! Yo estuve encerrada en ese cuadro durante tantos años que no me acuerdo de mi verdadero nombre. ¿ Quien soy yo?   Voy asomar la cabeza para leer ese papel que está al lado del cuadro. La Maja Desnuda de Goya. ¡ Goya! Me acuerdo de él. Pero, no sé quién soy yo. Soy simplemente una pintura... y desnuda. Dos hombres se aproximan. El más alto dice que es muy bueno ser guardián del Museo del Prado y ambos se alejan. Yo estoy en un Museo. Hace tanto frío aquí...yo preciso de ropa. Me desp

Desarme - Araceli Otamendi

Imagen
  Marita había pasado una noche de perros, casi sin dormir. Primero fueron los duendes, o los fantasmas, esos que andan por la cocina y abren las puertas de los armarios para que de pronto salte algún paquete de fideos secos, de arroz o de galletitas y se estrelle en el piso. El susto por el ruido no pasa a mayores pero la desvela. Es entonces cuando se pone a pensar temas para un cuento, o le aparecen, se le ocurren, alguien, no sabe quién, le dicta al oído: Etelvina, la araña dañina , La guerra twittera , o La soledad de los trapos . Cualquier título viene bien para empezar a escribir. Etelvina es una araña que camina despacio pero acecha...teje su tela y sus ojos se mantienen abiertos... La guerra twittera, táctica y estrategia de unos contra otros, quiénes son los unos y quiénes son los otros, le recuerda al film Los unos y los otros de Lelouch, Jorge Donn bailaba el bolero de Ravel … La soledad de los trapos , puede ser la soledad del vestuario en un camarín, cua

Una noche con Cortázar - Márcia Batista Ramos

Imagen
  Márcia Batista Ramos    Mis anteojos se cayeron al suelo no escuché ruido cuando chocaron con las baldosas , se hicieron a ñicos y recordé la Historia Verídica de Cortázar, después, con gran ansiedad, me agaché para juntarlos y al hacerlo me desperté. La noche seguía oscura y mi corazón latía más fuerte, sabía que el libro reposaba en el velador a mi lado, pero podía hacer parte del sueño que soñaba, no había certeza de nada en aquel momento… En la oscuridad se siente el caos y el dolor aparece repentinamente, entonces, uno piensa que hace mucho frío en ciertos lugares y que es duro combatir en la nieve, asimismo, es difícil manejar los cuerpos sangrantes en el calor porque desprenden olores muy nauseabundos. Así, en la oscuridad con su silencio incluido, pienso en La conservación de los recuerdos y me percato que crucé el umbral del nuevo año y no sé si debo hacer un conteo de todo lo que fue o hacer la lista de lo que me gustaría que sea, para en caso, de que sobreviva, un

El poeta del jazmín en la solapa - Washington Daniel Gorosito Pérez

Imagen
                                                                 A  la memoria de Amado Nervo (México 1870-Uruguay 1919)                                 A 100 años de su fallecimiento (1919-2019)                          Aquella tarde, al igual que otras, Don Giusseppe cargaba su canasta de jazmines en el brazo izquierdo. La rambla montevideana se extendía hasta perder su serpentear en el horizonte. Era domingo, ese día tan especial añorado durante toda la semana. No con el objetivo de las parejitas jóvenes que veía pasear alegremente de la mano y lanzarse miraditas provocativas y susurros al oído. Pero, ¿Qué hacía él ahí? Su pregón con acento siciliano,”jazmine, jazmine, jazmine, jazmine”; no sonaba extraño en un joven país que había abierto de par en par sus puertas a la inmigración. Por momentos la ciudad, se comparaba con la Torre de Babel. Chispazos llegaban a su mente de la pobre infancia insular, una adolescencia en los olivares trabajando a brazo partido. Luego, l

Un capítulo por leer… Kim Bertran Canut

Imagen
    “…Cuando decides salir de tu morada, y transitas por el infinito del horizonte lineal, al regresar, traes la piel curtida, una gran perspectiva de entendimiento, innúmeros conciertos en el oído, algún cuaderno escrito, atiborrado de anécdotas, álbumes de fotos con recuerdos, compañeros encontrados en el camino y el último libro…casi leído, bajo el brazo…el mundo seguirá aquí esperando tu llegada…y dispondrá de nuevo tu partida si lo deseas…termina la página y amortigua la luz del día…” © Kim Bertran Canut Barcelona   Kim Bertran Canut, nació en 1960 en Pont De Suert (Lleida) Actualmente reside en Barcelona. Durante 7 años dirigíió junto a   sus   “la asociación cultural CATÁRSIS” Con sede en Barcelona. Publicaron 13 números de la revista Catársis. Se aficionó a la literatura y a la fotografía siendo adolescente. En 1993 publicó   la novela: “Imaginación Atrapada” y en 2002 su   segunda novela:”El Reflejo de los sueños en lunas rotas (perdido en la eterna oportuni

Más allá del álamo, antes del muro - Márcia Batista Ramos

Imagen
   Márcia Batista Ramos   Hace dos semanas que el álamo empezó a derramar sus hojas anunciando la llegada del otoño que, oficialmente, empezará en dos días. Esta mañana me quedé mirando por el vidrio de la ventana de la cocina las hojas amarillentas que corrían por el patio arrastradas por el viento. Sentí que alguien me observaba también, levanté la mirada y vi que un par de ojos me espiaban más allá del álamo, antes del muro. Aun temiendo perderlos de vista, me alejé de la ventana y salí por la puerta hacia el patio bañado por la luz de marzo, en busca del par de ojos que me observaban más allá del álamo, antes del muro. Al acercarme sentí un escalofrío y por un instante, no se explicar, ya no los vi, simplemente no estaban ahí mirándome. Entonces, retrocedí sobre mis pasos y los busque con la mirada, porque yo los había visto un momento antes, más allá del álamo, antes del muro. Yo sabía que estaban ahí, como las estrellas que siguen brillando en plena luz del día o como eso