domingo, 6 de marzo de 2011

Alicia Silva Rey

Raquel Forner - Destinos



Mujer de rostro

Viento helado que me empuja de frente. Hay un pañuelo que sujeta mi pelo - imagen capturada en blanco y negro-,  no veo ni el color del cabello ni el del pañuelo. Voy vestida con una gabardina abotonada por delante, puedo tener cincuenta, setenta años, no me veo. Mi rostro, me dicen, es muy bello. Lo muevo con cuidado, lo dispongo a la espera de un golpe, no quiero ver lo visto, las ruinas que sobreviven al lento aprendizaje. Estoy de pie ante las tumbas. En la nieve. Las ramas y la única flor  entre otros obsequios derrumbados por el viento sollozante. Me sostengo del  morral que he cosido y que las ráfagas agitan como a una bandera para alimentar este ritual que olvido en tanto se cumple. Levanto el rostro. Espero. No quiero ver lo que  a mi alrededor ha caído, la escena donde he sido a mi pesar, contra todos mis principios, incluida. Aquello que no veré jamás alzarse y andar conmigo aún sin mí. No me veo porque no hay un espejo. Hay este páramo donde las tumbas son marcas groseras en la nieve. Sin embargo mi rostro, yo, tengo toda la  conciencia centrada en este rostro que no debe, que ya no debo a nadie.  Alzo mi cara soportada por este cuello erguido hacia la luz que cae sobre mí  y me toca. Mi cuerpo distanciado de mi cabeza, cortado, partido. Por un instante recuerdo mi peinado de hace tiempo. Ahora no podré ver mi cabello ajustado por un pañuelo que tampoco es visible. A ojos cerrados veo entre las tumbas. Yo era. Después, el asesinato devastó mi cuerpo que sostiene mi cabeza, mi rostro que se cierra y se abre como algo que se cierra y se abre, un mecanismo de abrir y cerrar compuertas que no contienen nada, el ademán de esperar en el cruce de unas calles que no existen.  He levantado mi cabeza para no caer de rodillas (trabajaba en el ferrocarril,  no pudo terminar la politécnica). Mi rostro invisible. Mi rostro que mira directamente a su  cuerpo  no aquí enterrado. Adentro de mi pensamiento soy este paisaje en lo separado de mi rostro que no debe.

(c) Alicia Silva Rey
    Quilmes
    Provincia de Buenos  Aires

Alicia Silva Rey es escritora y bibliotecaria


imagen: Raquel Forner, Destinos (de la muestra Antonio Berni y sus contemporáneos en el Malba)

No hay comentarios: