jueves, 26 de mayo de 2011

Liliana Heer


Liliana Heer












Hamlet & Hamlet  (fragmento)






Aquí estoy padre, sin barba y con la cabeza descubierta, intimidado por no llevar sombrero.
La moda y la moral esparcen huellas, expresan el intento de confinar antagonismos. Más aún, el juego de las estaciones prolonga sus contornos fundiendo pompas con ruinas.
Make me a mask.
Acabo de llegar y no por barco, lo digo solamente para verter algún contraste. Nunca se te hubiera ocurrido abandonar Elsinor, lo que equivale a oír: Nunca habría dejado estas tierras para buscar a nadie.



Los aparecidos no son grandes viajeros, permanecen unidos al dominio, merodean, se esconden, vigilan. La corporeidad de los objetos penetra en ellos poco a poco, convierte el paisaje en origen, prolegómeno de un destino manso, inexorable. Como si la esencia de lo propio fuese un gigantesco ombligo que hace girar la escena del mundo en las manos, y el ímpetu de posesión permitiera recortar inquietudes, expandir las ansias mutilando cualquier vestigio extranjero.
Sabrás muy bien lo que es estar alerta al movimiento, a lo que podría contaminar, sacar de quicio, promover deterioro o redención. No deja de ser un hábil recurso para eludir la embriaguez del engaño.


Distintas adherencias, padre, lo sé. No pienses que en algunos momentos no extraño la quietud, lo repetido, el ritmo del pulso, la tracción a sangre. Una silueta en la mañana cabalgando el poder soberano alienta raíces futuras.

¿Recuerdas las inscripciones rúnicas? Sentías un especial gusto en leer la piedra cincelada: Goza de la tumba,este es el espacio físico en el que reposas y además es la tumba que hicieron los supervivientes vivos como tú.
Era una costumbre que te complacía hacer referencias al después, quizá por premonición. El espíritu de la visita está íntimamente entrelazado con la ausencia, decías, mas no siempre quien llega es el esperado, a veces brota un caballo golpeando con sus cascos los portales.
Alzabas la voz, te regodeabas en relatar hazañas, detalles gloriosos oídos durante una batalla: Dicen que la cuadriga de las furias lucha despiadadamente con los guerreros para incorporar a los idos; el animal del héroe es una esfinge emplazada en el centro de las fuentes, su cuerpo con todos los atributos deja ver una cabeza ornada de laureles. Mezclabas secuencias de realidad con diversas gravitaciones, itinerarios sagrados, sutiles, sobreabundancia de coraje y sacrificio.



Extraños visitantes nos rodeaban, padre. Una letal excursión plena de mandatos legendarios: A cualquiera que tuviese le será dado y tendrá más; al que no tuviese aún lo que tiene le será quitado.

(c) Liliana Heer

Hamlet & Hamlet, novela de Liliana Heer, (fragmento) autorizada la publicación por la autora


Publicado por Paradiso Ediciones (que dirige Américo Cristófaro), el libro cuenta con ilustraciones de Miguel Rep, prólogo de Laura Cerrato (acaso una de las mayores entendidas en Literatura Inglesa) y epílogo de Jorge Dubatti (referente del análisis teatral en nuestro país).


“Hamlet & Hamlet, texto rico en metáforas, imágenes y alusiones, preserva el tono hondamente lírico y también poético en sentido amplio que nos sumerge en la seducción de las palabras, casi más allá de la fábula que subyace a las mismas, o crece con ellas. Pero la historia, la épica, en sentido aristotélico, permanece allí latente y emergente, en forma sucesiva, para rescatar esa multiplicidad genérica que fue la marca de Shakespeare.”

Laura Cerrato

Acerca de Liliana Heer:

Escritora y psicoanalista. Publicó Dejarse llevar (relatos), Giaomo-El texto secreto de Joyce (ficción crítica en coautoría con J.C. Martini Real) y diez novelas, entre ellas Bloyd, (Premio Boris Vian 1984), Frescos de Amor, Ángeles de vidrio, Pretexto Mozart, Neón y El sol después.


Es directora junto a Arturo Frydman de las Jornadas sobre Literatura y Psicoanálisis Autopistas de la Palabra.

No hay comentarios: