domingo, 3 de julio de 2011

Carlos Meneses

Agua - fotografía (c) Araceli Otamendi

Viajar sin equipaje - guión de cine


(provisional)





Primer enfoque: Sólo se ven unos pies de mujer que caminan a buen ritmo. (La toma está hecha por delante del personaje)



Segundo enfoque: un camino muy largo, se pierde en el infinito. Los pies de mujer dan pasos sin avanzar.



Tercer enfoque: La cámara sube hasta las rodillas de la mujer. Se puede ver la parte inferior de las dos maletas que ella lleva en las manos. Se ve algo del camino. Los pies se siguen moviendo sobre el mismo sitio del sendero.



Audio 1 : (voz de hombre) Es peligroso seguir un camino desconocido.



Cuarto Enfoque: La cámara muestra la espalda algo curvada de una mujer por el peso de las maletas. Lleva otra pequeña como una mochila colgando de los hombros. Hacia adelante sólo se ve el camino. No hay gente, ni animales, a los costados del camino y muy lejos se ven 2 o 3 casas.



Quinto enfoque: La cámara muestra un sol radiante.



Audio 2: ( La misma voz anterior ) Las doce del mediodía.



Sexto enfoque: Se ven nuevamente sólo los pies de la mujer que está calzada con sandalias. Y los pies de un hombre que viene en sentido contrario.



Séptimo enfoque: la cámara los muestra a los dos de cuerpo entero, ella de espaldas, es delgada, rubia, está vestida con una falda beige y una blusa color chocolate. Se han detenido los dos en el camino.



Audio 3: (voz de la mujer) ¿Este es el camino que lleva a la verdad?



Audio 4: (voz del hombre, mayor, con aspecto de campesino) No. Por aquí se va a la gran ciudad. (señala hacia lo que puede suponerse el final del camino)



Audio 5: (voz de la mujer. Ha dejado en el suelo una de las maletas que llevaba en las manos) ¿Dígame dónde puedo encontrar un lugar de descanso?



Octavo enfoque: (Se ve a la mujer de frente. Es agraciada, de unos 40 años de edad. Parece cansada pero mantiene una sonrisa muy grata).



Audio 6: (El hombre hace gesto de desconocimiento) Nadie descansa. Aquí se trabaja sin pausa. Hay muchos problemas que resolver. La vida siempre es muy dura.



Audio 7: (voz de mujer) ¿Cómo puedo encontrar el camino de la verdad?



Noveno enfoque: (Se ven las dos caras de perfil) Los dos miran hacia el infinito.



Audio 8: (voz del hombre) Desande el camino. Al llegar a la plaza Actividad, busque la calle Rabia, ahí hay una oficina, siempre está abierta, y le darán las señas que usted necesita.



Décimo enfoque: Nuevamente los pies de mujer que desandan el camino.



Décimo primer enfoque: (La mujer llega a la oficina que le han indicado) Encuentra a una mujer de su edad)



Audio 9: (Voz de mujer viajera) Buenos días, Busco el camino que lleva a la verdad



Décimo segundo enfoque: Tomado desde detrás de la mujer que atiende. Se le ve la nuca y a la viajera de frente, que ha dejado sus dos maletas en el suelo.



Audio 10: (voz de la empleada de la oficina) Debe estar muy lejos. Nunca he ido por ahí, no sé dónde puede estar ese camino. Vaya hasta el final de esta calle, encontrará la avenida del Odio. Luego de recorrerla toda, hallará el parque de la Indiferencia. Ahí pregunte. Creo que debe estar cerca lo que usted busca.



Décimo tercer enfoque: Se ve de lejos a la mujer de espaldas, cargando sus maletas, yendo por las calles que le han indicado. No encuentra a nadie en su camino. Los edificios son muy altos. Parece una ciudad vacía.



Décimo cuarto enfoque: La viajera en el parque de la Indiferencia, mira hacia todos los lados en busca de alguien que pueda señalarle el camino a seguir. Las maletas y la mochila están en el suelo. Ella da muestras de fatiga.



Décimo quinto enfoque: (Aparece el mismo hombre que encontró en el anterior camino. Está vestido con alguna elegancia, parece un gerente o un alto funcionario) Ella avanza hasta él, lo chista y agita una mano para llamarle la atención.



Audio 11: (Voz de la viajera) Señor, puede decirme dónde queda el camino de la Verdad?



Décimo sexto enfoque: (Se les ve a los dos frente a frente. El parece molesto por la interrupción.



Audio 12: (Voz del hombre molesto) Creo que ese camino no existe.



Décimo séptimo enfoque: La viajera que ha quedado sola en el enorme parque, tiene una mirada desolada y acusa gran cansancio.



Décimo octavo enfoque: La mujer se sienta sobre una de sus maletas, se quita las sandalias.



Décimo noveno enfoque: Se verán sólo los pies de la mujer sentada sobre la maleta. Con una mano hace masajes a sus pies extenuados.



Vigésimo enfoque: La mujer ha visto una persona como a 50 metros. Se levanta y corre hacia ella descalza haciendo señas con ambas manos y dando voces.



Vigésimo primer enfoque.- (una mujer se detiene al ver a la viajera. Es la misma de la oficina, está vestida y maquillada como una jovencita)



Audio 13: (Voz de la mujer descalza) ¡Por favor!, ¿dónde está el camino que lleva a la Verdad?



Audio 14: (Voz de la jovencita) ¿La verdad? ¿Camino? No conozco nada de eso.



Vigésimo segundo enfoque: Las dos conversan frente a frente. La jovencita mira las maletas y las sandalias que están abandonadas unos metros más allá, y los pies desnudos de la mujer.



Audio 15: (Voz de la jovencita) ¿Por qué se ha quitado los zapatos? ¿Le molestan?



Audio 16: (Voz de la mujer viajera) Estoy muy cansada. Llevo horas andando y no encuentro lo que busco.



Vigésimo tercer enfoque: La jovencita hace un gesto para demostrar que no puede ayudarla en nada. Se dispone a seguir su camino.



Audio 17: (Voz de la jovencita) Vaya a la calle del Odio (señala hacia donde la viajera ya ha estado) Ahí hay una oficina donde le pueden informar.



Vigésimo cuarto enfoque: (Primer plano de la mujer viajera). Se la nota molesta, hasta desesperada.



Audio 18: (Voz de la viajera) Cómo puede ser posible que nadie conozca ese camino.



Vigésimo quinto enfoque: La jovencita se aleja, se le ve de espaldas hasta que se pierde al doblar una esquina.



Vigésimo sexto enfoque: La mujer viajera retorna al sitio donde han quedado sus maletas y sus sandalias. Se vuelve a sentar en una maleta y se tapa la cara con ambas manos. Permanece quieta en esa posición.



Vigésimo séptimo enfoque.- Se ve venir lentamente a una mujer vieja.(Es la misma de la oficina y la jovencita, está maquillada de vieja, vestida de negro y algo encorvada) Llega hasta donde esta la viajera angustiada. Durante un momento sólo la mira.



Audio 19: (Voz de la vieja) ¿Por qué está triste? ¿Se ha perdido? ¿Le han robado? ¿Qué le pasa en los pies?



Vigésimo octavo enfoque: La viajera quita las manos de la cara y mira a la vieja con ojos muy tristes.



Audio 20: (Voz de la vieja) Usted no es de este lugar, ¿qué busca?



Vigésimo noveno enfoque: La mujer viajera levanta la cabeza y mira a la vieja. (No tiene ánimo para responderle)



Trigésimo enfoque: Muestra a la vieja se agachada para quedar a la altura de la cabeza de la viajera que sigue sentada.



Audio 21: (Voz de la vieja) ¿Quién es usted? ¿Cómo se llama? ¿Qué profesión tiene? ¿No puede hablar? Tiene cara de miedo. (Pregunta sin dar pausa)



Trigésimo primer enfoque: La viajera hace un esfuerzo por levantarse. Al fin queda de pie delante de la vieja.



Audio 22.- (Voz de la Viajera, muy desmayada) Busco un camino.



Trigésimo segundo enfoque: Se verá los pies de la mujer viajera tratando de calzarse sin ayuda de las manos.



Audio 23: (Voz de la vieja) ¿Qué camino? ¿Para qué quiere ir por ese camino? ¿en qué trabaja?¿por qué está sola? ¿No tiene marido, novio, ningún hombre? ¿Ha estado andando mucho? Tiene los pies hinchados.



Trigésimo tercer enfoque: Se verá los pies de la viajera, ha conseguido ponerse una sandalia, el otro pie está descalzo.



Audio 24: (Voz de la mujer viajera, aun débil) Busco el camino que lleva a la Verdad.



Trigésimo cuarto enfoque: Se muestra la cara de extrañeza de la vieja ante la respuesta de la mujer de las maletas.



Audio 25: ¿La Verdad? ¿Y para qué quiere ir a ese sitio? Nunca he oído mencionar ese camino. Lo que tiene que hacer es descansar, y dejar las maletas, portarlas le cansa más.



Trigésimo quinto enfoque: La Viajera es captada de frente y se le nota un gesto de inicio de decepción porque nadie la entiende.



Audio 26: (Voz de la mujer viajera) Sí, existe ese camino. Siempre me dijeron que vaya por él hasta el final y llegaré a la Verdad. Estoy muy cansada, necesitaría descansar un momento, luego seguiré andando.



Audio 27: (Voz de la Vieja) Quédese un momento aquí. Siéntese sobre su equipaje. Yo iré a casa de un hombre que sabe de todo, es un sabio. El debe saber dónde empieza ese camino de la Verdad.



Trigésimo sexto enfoque: Se verá a la Viajera sentándose sobre una maleta y tratando, a la vez, de calzarse el otro pie.



Audio 28: (Voz de la viajera) Sí, vaya donde ese señor pronto por favor, y vuelva, yo la espero aquí.



Trigésimo séptimo enfoque: Se verá a la Vieja alejándose un par de pasos, luego se vuelve hacia la otra mujer que está sentada sobre la maleta para hacerle nuevas preguntas.



Audio 29: (Voz de la vieja desde lejos) No me ha dicho cómo se llama. Tampoco en qué trabaja, ni dónde vive. Tiene que decirme todo eso para consultar con ese hombre sabio.



Trigésimo octavo enfoque: Se le ve a la Viajera tratando de levantarse nuevamente, como dispuesta a reunirse otra vez con la Vieja que está a bastantes pasos más allá, y responderle las preguntas que le ha hecho.



Trigésimo noveno enfoque: Las dos mujeres están frente a frente.



Audio 30: (Voz de Viajera) Mi nombre es Poema. Mi trabajo es buscar el camino de la Verdad. No sé dónde vivo. Es un mundo tan horrible como cualquier otro.



Audio 31: (Voz de Vieja) Se lo diré al hombre sabio, le diré que venga conmigo para que converse contigo. Espérame aquí.



Cuatrigésimo enfoque: La Vieja se aleja. Poema permanece en el mismo sitio viéndola alejarse.



Cuatrigésimo primer enfoque: Poema vuelva a sentarse en la maleta dispuesta a esperar que vuelva la Vieja.



Cuatrigesimo segundo enfoque: por sobre la cabeza de Poema se ve que la Vieja y un hombre se acercan.



Cuatrigésimo cuarto enfoque: La Vieja en compañía del hombre Sabio llegan hasta donde está Poema.



Audio 32: (Voz de hombre dirigiéndose a Poema) ¿Por qué quiere encontrar el camino hacia la Verdad?



Audio 33: (Voz de Poema) Es urgente. Sin llegar a conocer la Verdad no podré seguir viviendo.



Cuatrigésimo quinto enfoque: Se verá a Poema tratándose de levantarse. El hombre que es el mismo de anteriores veces ahora tiene una vestimenta sencilla, una camisa y unos pantalones de pana, lentes de gruesas lunas y un libro en la mano.



Audio 34: (Vos del Hombre Sabio) ¿Cómo ha vivido hasta ahora? ¿Desde cuándo siente que ya no puede vivir donde vivía si no halla ese camino?



Audio 35: (voz de Poema) Hace mucho tiempo que busco ese camino. Todo lo que me rodea es horrible. No soporto más.



Cuatrigésimo sexto enfoque: (Una toma de abajo hacia arriba de los 3 personajes) La Vieja se abanica como prueba de que hace calor.



Audio 36: (Voz hombre Sabio) Creo que alguna vez he oído hablar de ese camino pero no lo conozco. ¿No quiere que le indique cómo llegar al camino del Consuelo? O ¿preferiría el de la Alegría? El que más he frecuentado yo es el del Saber, se lo recomiendo, podría interesarle. No está lejos.



Cuatrigésimo séptimo enfoque: Primer plano de la cara de Poesía. Hay una brizna de esperanza en su mirada.



Cuatrigésimo octavo enfoque: Primero el rostro del hombre que espera con alguna ansiedad la respuesta de Poesía. Luego la Vieja que parece cansada y agobiada por el calor.



Audio 37: (Voz de Poesía) El único camino que me interesa es el de la Verdad. Y quisiera encontrarlo pronto. Estoy muy cansada.



Audio 38: (Voz de Hombre Sabio) Venga a casa y descanse. Luego reemprende su marcha aunque no sabemos hacia dónde porque nadie conoce dónde está el camino de la Verdad.



Cuatrigésimo noveno enfoque.- Vuelve a levantar sus maletas y parece dispuesta a seguir andando.



Audio 39: (Voz de Poesía) Seguiré caminando, alguien tiene que saber cómo se va a la Verdad.



Quincuagésimo enfoque: Poesía, deja en el suelo una de sus maletas, haciendo un gesto de cansancio.



Audio 40: (Voz de la Vieja) ¿Pesa mucho esa maleta, muchacha?. Deje las maletas en mi casa. Vaya sin tanto peso. Es malo llevar un equipaje tan pesado en un viaje tan largo.



Quincuagésimo primer enfoque: Ella acepta que la vieja se quede con sus dos maletas, y se dispone a reemprender viaje. Lleva sólo la mochila.



Quincuagésimo segundo enfoque: Se verá a la Vieja llevándose las maletas, y el hombre acompaña un trecho a Poesía. Se les ve de espaldas.



Audio 41.- (Voz del hombre) La acompañaré hasta la avenida del Disgusto, de ahí vaya recto hasta que se encuentre con otra avenida llamada Sonrisas, es probable que ahí encuentre bastante gente, alguno, ojalá, le pueda dar indicaciones sobre lo que busca.



Quincuagésimo tercer enfoque: Se verá al hombre dándole la mano a Poesía en señal de despedida y luego a él señalándole con el brazo extendido la avenida por la que tiene que caminar.



Audio 42: (Voz de Poesía) ¿No me puede acompañar un trecho más largo?



Audio 43: (Voz del Hombre) Tengo un trabajo urgente que realizar. Más bien le ofrezco de comer y beber, debe estarlo necesitando.



Quincuagésimo cuarto enfoque: Se han detenido para hablar. Están frente a frente Poesía mira hacia el horizonte y murmura algo que no se le entiende.



Audio 4 : (Voz de hombre) ¿Son cómodas sus sandalias? Tal vez en casa haya unas zapatillas de mi mujer que le resulten mejores. Porque temo que va a tener que andar mucho.



Quincuagésimo quinto enfoque: Poesía agobiada por el cansancio y el calor, mueve la cabeza rechazando los ofrecimientos del Hombre Sabio. Pero no tiene gestos de malhumor.



Audio 45: (Voz de Poesía) Cuando se busca algo que nos significa lo más importante no se siente nada. Ni hambre, ni sed, ni frío ni calor. Sólo importa lo buscado el resto carece de valor y el cansancio no existe.



Quincuagésimo sexto enfoque: Muestra a Poesía de espaldas, dispuesta a volverse a poner en marcha. El Sabio parece a la expectativa de lo que pueda suceder.



Audio 46: (Voz de Hombre) Está usted obstinada con ese camino, la aplaudo con sinceridad pero creo que precisa un descanso. El cansancio, como la pobreza pueden destruir los ideales.



Audio 47: (Voz de Poesía) Lo mío no sé si entra dentro del término ideal. Considero el ideal algo así como una estrella fugaz que hay que atraparla con las manos. El camino de la Verdad es para mí un compromiso conmigo misma y a la vez con toda la humanidad. Ante eso no hay renuncias.



Audio 48: (Voz de hombre) Admirable su decisión. Aplaudo su valentía



Audio 49: (Voz de Poesía) Puede seguirme si le atrae lo que busco.



Audio 50: (Voz del hombre) ¿Y si ese camino no existiera?



Audio 51 (Voz de Poesía) Su existencia depende de mi esfuerzo.



Quincuagésimo séptimo enfoque: Poesía ha reemprendido su caminata. El hombre está quieto la ve alejarse, a cortos pasos pausados, inmarcesible en su decisión.



Quincuagésimo octavo enfoque: La mujer se ha alejado bastante. El Hombre Sabio da algunos pasos hacia ella como si hubiese decidido acompañarla. Unos pasos más allá parece arrepentirse y finalmente se detiene. La figura de Poesía se pierde en lontananza.

(c) Carlos Meneses
 
Carlos Meneses nació en Perú. Es escritor
Actualmente vive en Palma de Mallorca, España

No hay comentarios: