martes, 13 de noviembre de 2012

Javier Claure C.



Aisha y sus nalgas*

Caminaba por las calles de Dakar con un pantalón apretado y meneando las nalgas. Aisha era sensual, cautivadora y divertida. La piel de ébano y un cuerpo escultural. Una silueta semejante a la botella más fina de perfume. Daba la impresión que poseía el don de embrujar. A pesar de esos rasgos físicos , aún no comprendía por qué los hombres fijaban la mirada en sus posaderas. Un día caluroso decidió hacer una pequeña investigación. Llegó, a la conclusión que los hombres pasaban un buen tiempo de su vida, descubriendo figuritas y tesoros entre dos montañas.

(c)Javier Claure C.
Estocolmo

escritor boliviano radicado en Suecia

*cuento finalista en el Primer concurso de microrrelatos Revista Archivos del Sur - Diez años

imagen: fotografía de moda (fragmento) (c) Araceli Otamendi

No hay comentarios: