domingo, 21 de julio de 2013

Te lo prometo* - Iván Manuel Gazzo

Iván Manuel Gazzo


Te lo prometo es el cuento ganador del Concurso Todos los juegos organizado por la revista Archivos del Sur, en el marco de su décimo aniversario, en la categoría menores de 30 años.

Te lo prometo 


Lucrecia se atrevió a bajarse del bondi…


Penumbra la madrugada.


Lento Chevrolet, de modelo 47’   flotando directo a “Temperley”…


Su número de la suerte: 278


Deslizando sus piernas en bosques pintados sobre la vereda… Sus tacos altos, y una extensa pollera.

En el suelo había arañas rojas.

Sonó el primer bandoneón.

El charco vidrio, pisando su mirada… Dio cuenta.


Entre vueltas, un viento la arrastró a una avenida, dónde las raíces negras se entrelazan entre los semáforos…


Tan lejos se sentía, remota… En líneas del frío campo. A huida de toda gente y con el rastro de sus huellas en la arena asfaltada.

Mitades precisas…

Concierto dividido en la ciudadela. 

Atravesando autos, y el cólera de los edificios fantasmas. Mientras el trombón, arriba de una antena, se estremecía asomando un quejido grave e infinito.


El Chevrolet se perdía en líneas hacia el Río de la Plata


“Quiero viajar a París y encontrarte” argumentaba por teléfono mudo, la cabina de sus sueños. Enamorada del susto, ya estaba sola.


Sin embargo, ella seguía pensando… La borrasca eterna, truena los cambios de la tarde. Y rujían las tormentas al mar, a un sur amado… Misterioso.


“El puerto desolado, apoyado arriba de otra ventana irrealidad, mientras la joven saca fotos a un sol azul. Días en esplendor de su caricia”

Lucre ojeaba los taxis de la avenida, algunos con gente, otros vacíos. Descubrir ajenos, encariñados, algunos ya muertos… Fantasmas de encanto y viento.

Mientras, el piano suena y ella se ilusiona en su habitación…

La lluvia sumergía su rostro en la avenida, y el marfil insostenible acariciaba su hombre: Luis…

El dormitorio despierto, triangular, con el sillón apoyado en el techo, con sus colchones colgando hacia abajo. La ventana se abría, y las brisas relevantes cocían su excitar solitario. Sabía que lo estaría esperando… Pero en sueños.

Lejos. Quizás en México.

“Hola. Te estoy observando Lucre…”

                                                           “A piú tardi…”


Miraba los taxis moverse, acelerados, irrelevantes, luces amarillas en la mañana ya oscura…
Gris su examen, y mojada la sequía en sus entrañas.


“Recuerda Lucre… “

Sus manos en el piano acelerado y la cama, con sábanas tan blancas que no veía su respiración. Un compás de notas en si bemol, y otras pinturas de Van Gogh en el resonar de una cena a las velas.


Se sumergía en las noches que parecía todo arder fuego.


Las cortinas caían, se deshilachaban en cenizas, junto a los vasos negros y calcinados.

Pero ya no estaba, y ella… En calle de selva. Su boletito en mano fría y retocadas uñas rosas, mirar los taxis y empapados los ojos, atareando un estornudo.

                                                                            Pasaban 5 segundos… Ése era el juego.


Y no sabía dónde ir… A lo lejos, el avión se mostraba irreversible, la tempestad mojaba y el piano la escondía… Y le decía:

“Espero tus manos. Ayer. Como alguna vez serán mías…
Mi amante”

-Te lo prometo -se decía… Repetía a cada instante. Confiada, buscando esperanza en sus labios frescos y rojos… Absorbiendo el jugo.


Lucre se desvistió en plena avenida, trató de huir… Dejó los tacos en el charco observando la secuencia de su sombra.

                       
Hubo perfume a jazmín…

Los líquidos la siguieron. Taxis tocaban bocina…

Se fueron sumergiendo ciudades.


Inundó hasta el avión lejano y Luis cargó su salvavidas ahogándose. Cuando el pañuelo delirante de flores se muere con el viento…


Con el piano miserable, y un Goya tenebroso en la esquina. Lucre desnuda la aurora oscura, corriente, mediocre… De un: “Te lo prometo”…


(c) Iván Manuel Gazzo

Acerca del autor 
Iván Manuel Gazzo

Nació en Junín, provincia de Buenos Aires el 30 de Agosto de 1990.
Actualmente vive en Merlo, San Luis. Viajó con sus padres a los 11 años en el año 2002, y luego se quedaron  en  Villa de Merlo. Es director y guionista de cine recibido de la Universidad de La Punta. Está ejerciendo su profesión hace ya un año con cortometrajes y proyectos audiovisuales comunitarios. Escritor de cuentos, poesías y relatos; por terminar su primer libro de literatura “Radiante amanecer del Virus”. Actualmente Finalista del certamen internacional y nacional “Mis Escritos” con dos obras, una de poesía y cuento respectivamente. 

No hay comentarios: