viernes, 11 de agosto de 2017

El baño del diablo - José Respaldiza Rojas

                
  - ¿Dónde está tu hermano?
  - Viene atrás.
  - Se está demorando mucho – dijo la madre.
  - Ya viene mamá, no te pongas así.
  - Tú sabes que el diablo viene por aquí.
  - Sí mamá, pero sólo viene a bañarse.
 - Nada señor, el diablo es muy peligroso.
 - Ay mamá.
 - Cuando te veas frente a él solo Dios te podrá salvar.
 - Eso no lo dudo.
Son madre e hijo en Cuispes, un pueblo de Bongará, del Departamento de Amazonas. Pueblo pequeño dedicado a la agricultura como el cultivo plátano, piña, café. Pueblo ajeno a la modernidad sin escuela o tiendas comerciales, pero lleno de leyendas donde el misterio está presente a cada instante.
     - ¿Qué tienes hijo, estás muy pálido?
     -  Mamá, espera a que me calme.
     -   Dime qué te pasó.
     -   A mí, nada, es por lo que vi.
-  Y qué viste, cuenta rápido hijo.
- Traía una cabeza de plátanos en la cabeza, por eso no me distinguieron.
- ¿Quién no te distinguió? Por Dios hijo, cuenta rápido.
- Los que peleaban -  dijo mientras respiraba con dificultad.
- Me estás desesperando ¿Quiénes peleaban?
- El diablo luchaba contra un oso de anteojos, se disputaban un armadillo peludo
- El diablo ¿para qué quería un armadillo?
 - Mamá, yo no soy diablo, no puedo saberlo.
 -¿Y qué pasó?
 - Como yo estaba temblando se me cayó la cabeza de plátanos y con ese ruido el diablo salió disparado para un lado y el oso de anteojos para el otro.
También tiene atractivos turísticos como la catarata de Yumbilla, con una caída de 895 metros, que la convierte en una de las cinco más altas del mundo, o las cataratas de Goeta, Chimata y Pabellón. Igualmente están los sarcófagos de Karajía pertenecientes a la cultura Chachapoyas.
-  Mamá, me voy a bañar.
- ¿Tan temprano?
- Es que tengo un calorazo.
- ¿En dónde te bañarás?
 - A la otra catarata.
 - ¿Y si el diablo se equivoca?
 - Cómo me va a equivocar pues mamá.
 - En lugar de ir a la catarata de Yumbilla, se dirige a donde tú estás.
 - Es que yo me baño al lado de un matorral, además tengo una cruz pendiendo de          mi  cuello.
 - Ve con Dios, hijo y cuídate.  

  - ¿Tan pronto volviste?
  - Te vas a reír mamá, vi al diablo maldiciendo y además no tiene calzoncillos.
  - ¿Qué cosa?
  - Sí, renegaba porque ya se estaba bañando otro diablo.
  - ¿Y eso del calzoncillo?
  - Ja, ja, ja, ja, le vi el poto al diablo y se tiró un pedo azul, ja, ja, ja.
  - No juegues con el diablo, es malvado de a de veras.
Hay una roca que contiene la figura de una pata de gallina y junto a otra con pata de caballo, según se sabe es el timbre que usan los diablos para entrar a bañarse.
      - Mamá escuché el timbre del diablo, tres veces ¿puedo ir a ver?
     - ¿Qué vas a ver?
     -  Para qué se juntan tantos diablos
     -Acaso estás olvidando que la curiosidad mató al gato.
     -Ya pues mamá.
    - Bueno, pero regresa pronto.
    -Voy y vuelvo


   - Mamá, no vas a creer lo que escuché.
   - Cuenta hijo, cuenta,
   - Estaban Satanás, Lucifer y Carrampenpe y se peleaban por el amor de Lilit.
   - ¿Quién es Lilit?
   -La primera esposa de Adán.
   - ¿Qué cosa, blasfemo?
   - Solo repito lo que escuché, mamá
   - ¿Adán por qué se peleó con ella?
   Ella lo abandonó, no se sometía a sus mandados y se fue a vivir con los diablos.
   - ¿lo abandonó?
   - Sí, es que no estaban casados.
   - ¿Y qué decidieron
   Hacer un rol de turnos, qué día le tocaba a cada uno.

   - Jesús mío Jesucristo, con razón los diablos son el engendro del mal.
   - Sí, pues mamá.
   - Nada señor, persígnate y ahora santíguate.

¿   ¿Desea ver gallitos de las rocas? ¿O tal vez colibrís cola de espátula? Decídase visitar Cuispes, pero eso sí con una cruz colgando del pecho y un rosario a la mano, pues nunca se sabe qué puede hacer el diablo.
(c) José Respaldiza Rojas
Lima
Perú 
José Respaldiza Rojas (Lima,1940) Decano de la Facultad de Pedagogía de la Universidad Nacional de Educación (1991) catedrático principal, periodista, se ha especializado en literatura infantil. Es Magister en Ciencia de la Educación. Ha publicado La Maestra, Adivinanza, Las Fabulosas fábulas, Fabulario, Imayllanqui jitanllanqui mil adivinanzas quechuas, Las jitanjáforas en el mundo infantil. El Tangrama, Calcular con fantasía y otros más. Es miembro de APLIJ, CEDELIJ
Ganó el Premio Nacional de Promoción a la Lectura, en el nivel universitario. En 1997 la Biblioteca Nacional del Perú lo galardonó por su creatividad.

1 comentario:

Enver Figueroa dijo...

Me es grato leer un cuento sobre este distrito "cuispes". Mi madre trabajo alli como profesora de educacion inicial por los años 90. Para llegar alli, recuerdo, habia que partir desde "pedro ruiz gallo" por un camino en pendiente, un estrecho camino que en tiempo de lluvias es todo fango, es dificil llegar al destino. en fin. El cuento es una alegoria. Y en mi caso, por ser foraneo, no puedo negar que se siente cierto misticismo extraño en ese pueblo pobre. Doy fe que hay algo extraño. Por eso hice lo impisibld por no estar alli. Me ocurrio algo parecido al cuento de "casa tomada" de cortazar. Que no solo algo me expulso de cuispes, me forzo salir de alli. Pero no solo eso, tambien me large de pedro ruiz y finalmente de la region. Cuando ya estaba en chiclayo me sentia mejor.
Felicitaciones por em cuento señor jose respaldiza.